¿Cuales son las grasas buenas y las grasas malas?

¿Cuales son las grasas buenas y las grasas malas?

Recientemente hemos podido leer en las noticias que España ha ganado en algo y no, no es el mundial de fútbol, ni es un concurso de la siesta más larga o el mejor destino vacacional. En este caso hemos ganado el concurso al País más saludable del mundo y eso es algo que sin duda hay que celebrar, por ello hoy a través del Blog de Farmacia Fluxa vamos a colaborar hablando sobre las principales diferencias entre las grasas buenas y las grasas malas, ya que en muchas ocasiones leemos y vemos sobre ellas pero no sabemos realmente que hace cada una de ellas. 

Y es que las grasas malas no son 100% malas, algunas de ellas si que las necesitamos pero en exceso resultan totalmente perjudiciales. Las principales son los alimentos procesados como la bollería,  como los embutidos especialmente grasos como el chorizo, la morcilla, el salchichón y todo tipo de alimentos procesados como la bollería y los snacks. Pero y ¿por qué las buenas son buenas?

Las grasas buenas sirven para guardar nuestra energía y proteger de forma mecánica a nuestro órganos cuando nos damos golpes ya que son termorreguladoras y aislantes. A través de ellas obtenemos nutrientes que son esenciales para nuestro organismo puesto que este no lo fabrica por si solo.  Además forman parte de las membranas de las células y de los nervios puesto que si contamos con un déficit de las mismas podemos tener graves trastornos cerebrales y en la formación de tejidos.  Las grases buenas aportan una sensación mayor de saciedad en nuestra dieta y aportan un sabor, aroma y textura a los alimentos que hace que estos sean mucho más apetecibles para nosotros. Una de las principales grasas buenas es el Aceite de Oliva, los pescados azules, las carnes rojas magras y los lácteos. 

Leave a Reply

Scroll